El Kinbaku

 

Hay millones de artistas que crean; sólo unos cuantos miles son aceptados o, siquiera, discutidos por el espectador; y de ellos, muchos menos todavía llegan a ser consagrados para la posteridad…….

En este blog quiero acompañar al lector con sensaciones e imágenes de mis propias ataduras sin añadir ataduras que no me pertenezcan (pudiéndome ver en cualquier fiesta pública sobre esta temática suspender in situ o en certámenes eróticos como el de granada, así como en discotecas etc) , así como pensamientos míos sobre este arte y citas de poetas japoneses …etc.
El kinbaku al principio puede parecer abstracto o sin sentido ,pero tiene su razón de ser, lo que la mente trata de complicar el Kinbaku lo simplifica, el Kinbaku es escurridizo como el aire o el agua en su entendimiento para el no iniciado, pero siempre esta ahí.

El kinbaku es temporal y de corta existencia. Así como todas las cosas hermosas  una mariposa, una gota de rocío o el aliento, son expresión de la eternidad y eso es quizás lo más importante… aprender a atraparlo en ese instante.
El Kinbaku es el arte constante del cambio, por eso a de destruirse para volver a renacer la obra.
Los japoneses pusieron su atención en las cosas frágiles y pequeñas, intentaban captar el aliento de la eternidad en ellas es eterno, pues permanece en nuestro recuerdo .
La cuerda es fuerte pero frágil.

“Diez mil preguntas, son una pregunta.
Si contestas una pregunta, desaparecen las diez mil.
Ni siquiera Un mundo sin pétalos esparcidos ni nubes que tapen la luna me privará de mi melancolía, cuando siento su tacto en mis manos la cuerda toma vida….

CEREMONIA DEL TÉ
Con el nacimiento de las Geiko (mujeres del arte) que se dedicaban única y exclusivamente a las artes, estas fueron propiciadas por un cambio de los hábitos y costumbres de los japoneses del siglo XVIII que cambiaron sus hábitos moderando sus pautas de comportamiento, se pasó del gusto por lo suntuoso  y recargado a lo sencillo y natural .
Fue en este clima que las geishas empezaron a interesarse por las artes como: la ceremonia del té, la caligrafía, la danza, la poesía, el teatro, los protocolos, la oratoria, el ikebana….etc.
Junto a las geishas también surgió un público exigente y sofisticado (comerciantes, jóvenes cultos, sacerdotes, y samuráis)  que demandaba este tipo de veladas y fiestas, no pudiendo hacer nada las autoridades por prohibir este nuevo tipo de profesión y clase social.
La clientela que era asidua a este tipo de mujeres nada tenia que ver con la de los barrios rojos, ni tampoco las geishas pues tenían otro concepto del ocio y del entretenimiento, ellas vivían en barrios de geishas o ciudades de flores como se les llamaban, no en los barrios de prostitución (barrios rojos).
Las primeras casas de té surgieron al amparo de los barrios de de la flor y el sauce o barrios de geishas.
Las geishas de Kioto se dice que mantienen esa elegancia y preparación de las antiguas geishas en su ceremonia del té, mientras que las de la capital Tokio no son tan elegantes.
La participación como invitado , en una ceremonia del té requiere conocimientos de los gestos y posturas adecuadas, frases oportunas y formas adecuadas de tomar el te y el conocimientos de la cerámica su procedencia etc… asi como del ikebana (arreglo floral).

Se dice que encima de las casas de té existían habitaciones donde las geishas pasaban la noche con sus clientes, los cuales eran cuidadosamente escogidos por ellas por su solvencia económica, ya que estos pagaban importantes sumas de dinero por estar con las geishas.

Algunos cuentan que en estas veladas nocturnas no se practicaba sexo explicito, sino tan solo juegos eróticos ,tocamientos y roces sexuales. se bebía té y se respetaban las conductas correctas en la sala de té, atuendo correcto la conversación ,  se cantaba  y se hacían bromas como juegos de palabras y juegos infantiles se tocaba música, canto etc……

Las prostitutas o tsujigimi :

Las normas de la era Edo alcanzaron también a la prostitución, que era una institución socialmente aceptada y al alcance de todas las clases sociales. Debía restringirse a unos barrios determinados en las grandes ciudades. Para garantizar el orden en esos barrios se rodeaban de muros altos rodeados por un foso.

A las mujeres de la ciudad se les prohibía entrar en esas zonas y a las prostitutas se les prohibía terminantemente salir del barrio rojo. Si alguna lo hacía era castigada con extrema dureza, golpeadas y torturadas en muchos casos hasta la muerte.

No hay texto alternativo automático disponible.

Se dictaron normas para ellas incluso en el vestir y el maquillaje y por ejemplo se les prohibía usar calcetines incluso en invierno, teniendo la obligación de llevar los pies pintados de blanco y con las uñas rojas. También se toleraba la práctica de la prostitución en barcos llamados “embarcaciones de recreo o diversión” que solían estar ancladas en los márgenes de los ríos. En estas mismas zonas del río podía encontrarse a las  caminando por la orilla con una esterilla bajo el brazo para atender al cliente en el primer lugar que pudieran. Eran conocidas como “tsujigimi” o  “señora de la esquina de la calle”.

EL NANTAIMORI Y EL NYOTAIMORI :
La práctica japonesa conocida coloquialmente como “sushi al desnudo” tiene orígenes misteriosos: mientras algunos lo fechan en los tiempos de las casas de geishas en el Japón feudal, otros aseguran que se volvió popular por ser una forma de entretenimiento de los grupos de violencia organizada Yakuza  desde los años XX  y que consiste en utilizar a una persona ya sea en el caso del hombre (el nombre de la práctica es Nantaimori) o en el caso de la mujer (el nombre de esta práctica es Nyotaimori) estando tumbada desnud@ o tumbad@ desnud@ como una bandeja para degustar comida puesta sobre su cuerpo generalmente sushi.
En ambos casos ya sea hombre o mujer es un ritual estético, de insinuación, pero no es sexual, es un placer sutil. A los japoneses les gusta crear rituales y juegos sexuales donde no existe penetración explicita .También se utiliza el sushi para estos juegos de mesa. Su nombre correcto es ‘nyotaimori’, literalmente presentación sobre un cuerpo femenino, y consiste en servir la comida sobre el cuerpo de una mujer desnuda que ejerce la función de bandeja. Y según entendidos en la materia, el resultado es altamente sensual, erótico y un auténtico placer para los sentidos, ya que el calor corporal de la superficie mantiene el sushi a una temperatura correcta y visualmente es muy agradable contemplar las formas florales y decorativas de la comida que cubre las partes del cuerpo de la modelo que sirve de mesa.

 Primero que nada, aunque las modelos estén desnudas, es imposible tocarlas pues es una norma no hacerlo, no se debe hablar con ellas, ni tocar la comida con las manos solo con los palillos, no se puede ser groseros con las modelos.

En segundo lugar, a menos que quieras obtener sushi al desnudo en oferta (no recomendado), es poco probable que te enfermes del estómago o incluso que comas el sushi que ha estado en contacto con la piel de alguien. Generalmente, el sushi se coloca sobre hojas de plátano o alguna otra barrera. Cuando los clientes piden comida que tenga contacto con la piel, los lugares con alta reputación piden  a sus modelos previamente un analítica de hepatitis, para asegurar que no se pueda transmitir ningún tipo de enfermedad asi como recibir un baño, exfoliante y secarse.

L@s modelos tienen que aprender a

soportar la exposición prolongada de la comida fría sobre la piel, a mover el cuerpo de la manera más imperceptible posible y a controlar la respiración.